Ads 468x60px

Featured Posts

-

Tele 5 cumple 25 años

25 MOMENTOS INOLVIDABLES EN 25 VÍDEOS


Hoy, hace 25 años, nacía Tele 5. ¡¡¡Felicidades!!! La pantalla amiga iniciaba sus emisiones, cómo no, con una gala y a continuación ponían una peli de Indiana Jones. Era el segundo canal privado español en nacer (después de Antena 3 TV) llegaba con el lema "el espectáculo en casa" y con mucho colorido, bailarinas y ganas de jarana. Frente a la corrección de TVE y la recién nacida Antena 3 llegaba una tele desenfadada que apenas reservaba media hora diaria para la información, Entre tanto, series, concursos y dibujos. Hoy repasamos su vida en 25 vídeos. Nada fácil daba la obsesión que tienen por borrar todo lo que se refiera a ellos en Youtube.




jjjjjjj

Otra canción de "eooooo eooooo" para Eurovisión

EL DECEPCIONANTE TEMA DE EDURNE





Tanto esperar para esto. La canción de TVE para Eurovisión es un bluf. Suena a canción mil veces oída. Puro artificio. Tanto expectación para acabar endosando una canción con ese típico y tópico "eoooo eoooooo" en su letra. ¿Que nadie o casi nadie va a entender la letra en Europa? Pues menos mal, porque es tan floja como la musiquilla que la acompaña, que ni mil orquestas sinfónicas pueden levantar. La canción de Edurne es una chufla. Se han hecho los interesantes fingiendo que tenían un bombazo y han presentado esta cosita mediocre llamada Amanecer (un título bien traído porque es cierto que le falta luz, brillo y más de un hervor). TVE ha vuelto a la elección de la artista y la canción a dedazo y ha soltado esta cosa tan mala. Ahí va la letra facilitada por TVE:

Se fue sin saber / Que yo sí lo amé / Se fue sin creer en mí / Perdí la razón / Sangré tanto amor / Que aún, hoy siento el vacío / Me lleva contigo / Camino al ayer / Allá donde estés / Hoy reto al olvido / Se fue sin saber / Que yo no me rindo / EEeEEeO / EEeEEeO / Mi corazón / Me susurró / A mí no vuelvas sin su amor / EEeEEeO / EEeEEeO / Devuélveme / El alma en pie / Devuélveme el amanecer/ Hoy vuelves conmigo / EEeEEeO / EEeEEeO / Mi corazón / Me susurró / A mí no vuelvas sin su amor / EEeEEeO / EEeEEeO / Devuélveme el amanecer/ Hoy vuelves conmigo / EEeEEeO
Y aquí, la canción:


 Ya el 23 de mayo, la decepción.

Los Oscar más telepatéticos

UNA GALA EN PAÑOS MENORES, COMO SU PRESENTADOR



De los Oscar espero algo más que encontrarme a su presentador, en este caso Neil Patrick Harris (Cómo conocí a vuestra madre) en calzoncillos. Ni como gag ni como homenaje me aporta nada. Pero fue el fiel reflejo de una gala que se quedó en paños menores, tan pretenciosa y sobrecargada en la decoración y tan escasita en sorpresas, vanguardia y espectáculo. Una gala de manual pobre en recursos, una gala para olvidar.

De los Oscar espero algo más que encontrarme a Lady Gaga haciendo un particular homenaje de Sonrisa y lágrimas.

De los Oscar espero algo más que encontrarme con una gala que se conforma con sorprender en el arranque pisando el acelerador a tope para luego frenar en seco porque no hay mucho más que ofrecer ni durante los premios de relleno ni durante los grandes. Donde Glory, interpretado por John Legend y Common, fue la única actuación que permitió subir la bajísima media en la que se ha quedado anclada esta edición, interrumpida a cada rato por la publicidad americana (a uno ya no le quedaban ganas ni de mear) y con un final cortante, donde todo el peso corrió a cargo del ganador de la noche, Gonzalez Iñarritu, que solo debía estar allí para recoger sus premios y no para levantarles el guion y la fiesta. 

De los Oscar espero que mejoren cada año, que me asombren con actuaciones solo aptas para su ingenio y presupuesto, que me hagan envidiar sus galas frente a los lentos Goya españoles o los inexistentes premios de la tele española (TP de Oro RIP).

De los Oscar espero algo más que encontrarme a un presentador de prestado de TVE, en este caso Carlos del Amor, para liderar sin ninguna química con sus compañeros de mesa una noche también olvidable desde Madrid. Al final parecía que buscaban en los tuits de los espectadores el ingenio que ellos no encontraron, y lo que debía ser una sección de apoyo se convirtió en el centro de la noche, ya que era de lo poco interesante que aportaron.

De los Oscar espero que si Canal Plus monta un tinglado en los cines Callao de Madrid la conexión me transmita ganas de estar allí y no de alegrarme por estar calentito en mi casa.

[Los Oscar se emitieron en la madrugada del domingo al lunes en Canal Plus]

Envidia (sana) por los Goya

EL CINE SE ASOMÓ POR UNA TELEVISIÓN QUE YA NO TIENE SU GALA



Se ha dicho y escrito ya de todo sobre la gala de los Goya de este año. Sí, Dani Rovira estuvo bien, fue un cómico que ejerció de recién llegado (al cine y a esto de presentar galas) y se preocupó mucho de hacerse querer y mostrarse cariñoso con el siempre difícil público vip del auditorio y también por rebajar la crítica política de otras ediciones y darle a todo un toque más español y andaluz. Que si la cosa quedó larga, que si encima se volvió a demorar 45 minutos más de la cuenta, que si hubo fallos de sonido, de realización que si demasiado número musical, que si los premiados volvieron a tirarse tres horas agradeciéndoselo a la familia...

Vale, sí, pero la gente del cine tuvo sus premios. Unos premios que han mejorado muchísimo (con sus más y sus menos) desde su arranque hace ya 29 años. Pero la tele no. La tele los emite pero no tiene sus premios. Y hay que sentir envidia (sana) del cine. Los TP de Oro fueron durante muchos años la fiesta de la tele que reunía a todas las cadenas y sus profesionales, pero han muerto. La revista en cuanto dejó de interesar a las teles dar la gala decidieron tirar 40 años de historia por la borda y con ellos los premios más conocidos y queridos de la tele. Y sí, también están por ahí los de la Academia de la TV, que los espectadores siguen viendo lejanos y distantes y lo que es peor han protagonizado galas terribles y muy criticadas por la profesión televisiva.

Solo el arranque de los Goya, con buena parte de los actores cantando juntos sobre el escenario (replicando los Oscar) es impensable hoy por hoy en unos premios televisivos en los que las teles se apedrean entre ellas, un día sí otro también, y tienen piques tan absurdos como las carreritas que han montado a cuenta de sus audiencias Mediaset (primero) y Atresmedia (después). Por eso, hay que sentir envidia (sana) por los premios Goya, por los trabajadores del cine,. por su fiesta, por su gala televisada y sus ganas de resistir... y todo paradójicamente desde la televisión. Envidia sana.

[Los Goya 2015 se emitieron el sábado por la noche en La 1 de TVE]

Contacta con TELEpatético. Rellena el formulario y me llegará tu mensaje.

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

No se vayan todavía, aún hay más...