Ads 468x60px

20 años y un día de condena


Como los puristas del cine en versión original, yo también defiendo el culebrón original. Por eso, no comprendo esa manía que le ha dado a nuestras televisiones de adaptar historias ajenas siguiendo un estilo importado y, mucho menos, cuando la cosa ya se ha visto por aquí y todos sabemos cómo va a acabar. Que si es cuestión de llenar horas de televisión a bajo precio, el culebrón, no lo vamos a negar, es una alternativa. Pero montar una serie para hacer lo que otros ya han hecho antes antes en uno, dos, tres y no se sabe cuántos países es , que dirían los de Cruz y Raya.
.
Y no lo digo sólo por Bea, que ha cumplido su primer añito de vida como española después de haber tenido otros tantos nombres y nacionalidades (allá cada cual con lo que vea). Porque a Tele 5, no lo vamos a negar, le ha ido bien con el tinglado, pero ahí están otras adaptaciones fallidas como Matrimonio con hijos (con el mismo nombre, en Cuatro), Cinco en familia (Mesa para cinco, en La Sexta) e incluso hubo una inspirada en Falcon Crest (El señoría de Larrea, autonómicas) pero ubicada en los viñedos de La Rioja Alavesa en el que a falta de Ángela Channing tenían a Carlos Sobera.
.
La verdad es que yo prefería los tiempos en los que las tardes de TV eran para los seriales americanos (Remington Steele, Hart y Hart, Hotel o la ya mencionada Falcon Crest), pero un día llegó Cristal (antes hubo un triunfo matinal de Los ricos también lloran) y todo cambió. Desde entonces, sufrimos sobredosis de culebrones sudamericanos y ahora españoles. Nos decían que era una etapa, pero ya vamos para 20 años y un día de condena. Como dé para tanto la vida de la dichosa Bea ya podemos ir haciendo las maletas. Y me consta que la señora fea tiene sus muchos fans.
[Yo soy Bea se emite de lunes a viernes a las 17.00 h. en Tele 5]

No hay comentarios:

No se vayan todavía, aún hay más...

Contacta con TELEpatético. Rellena el formulario y me llegará tu mensaje.

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *