Ads 468x60px

Un chico listo que no juega con fuego


Javier Sardá estuvo el otro día en La noria, con Jordi Gonzalez. Pero no se enteró y creyó estar reviviendo Crónicas marcianas. Tan juguetón y provocador como cuando trasteaba en las madrugadas de Marte, el hombre que susurraba a los gallifantes nos habló de su pasado y presente, pero muy poquito de su futuro en la cadena, donde acaba de renovar por tres años. Su voz decía que estaba harto de trabajar en platós mientras sus ojos chispeaban ilusionados de volver a estar rodeado de público y cámaras. Toda una contradicción.
Aprovechando la polémica del Rey (¿Por qué no te callas?) y Chávez, Sardá, mechero en mano, amenazó con pegar fuego una foto de este último. Una y otra vez, mientras el presentador le seguía el juego. "Al final, al final". Llegó la despedida, Sardá se levantó y Jordi González le recordó los deberes: una foto por quemar. Pero Sardá pasó palabra. Que una cosa es ir de provocador en Crónicas Marcianas, con su contrato y su sueldo hipermillonario blindado y otra muy distinta jugarse el tipo mientras se va de invitado "obligado" a "levantar la audiencia" al programa de otros. Y Sardá dejó claro que no juega con fuego. Y se marchó. Sardá, qué sabio eres.
[La noria se emitió el sábado por la noche en Tele 5]

6 comentarios:

Anónimo dijo...

A mi Sardá me parece un personaje un poco lamentable que lo más digno que hizo en televisión fué el programa de los gallifantes.

Entonces sí me parecía un gran profesional. Ya no.

La tele de plasma dijo...

Hola,Telepatético.
Soy Inter-tv,he tenido que cambiar de blog,lo siento.Me tendrías que cambiar el nombre para el desafio Telepatético.

Perdon por las molestias

Ruth dijo...

Vaya un espectáculo. Creo que este hombre ha cruzado la delgada frontera que separa al showman del payaso.

TELEpatético dijo...

-Anónimo, hombre, ha hecho alguna cosilla más. ¿Alguien se acuerde de aquel programa que presentaba con Carrascal sobre pifias televisivas? Jeje, qué tiempos...

-La tele de plasma, ok. ¿Eres el contrapunto a La tele no funciona?

-Ruth, digamos que se emocionó y por un momento creyó estar en Marte, hasta que se dio cuenta del lío que supone ponerse a quemar fotos y que el seguro del programa no protege con la misma cantidad al presentador que al invitado de una semana. Y entonces, no quiso jugar con fuego...

almoraima dijo...

Hola. Aparte de el programa de los gallifantes me encantaba en la radio cuando hacía "La ventana" en la cadena Ser. por otro lado, los primeros tiempos de "Cronicas Marcianas" a mi me encantaron. Lo que pasa que le ocurrió como a la mayoría de los políticos cuando alcanzan el poder: pierden el norte, se creen más allá del bien y del mar, se convierten en auténticos ególatras, etc, etc. Y eso fue lo que le pasó a Sardá desde mi punto de vista. El programa (y él) degeneraron hasta lo que vimos en los últimos tiempos, pura basura. Aún así, durante mucho tiempo me gustó el Sardá.

TELEpatético dijo...

-Almoraima, es que los primeros tiempos de Crónicas Marcianas fueron magníficos, divertidos y muy, muy currados, con invitados y entrevistas interesantes. Hoy al ver a Buenafuente sentado en el sofá con Carmen de Mairena, después de varios días llevando a gente para que simule orgamos, he pensado si estaba en Marte, y me he asustado. Que vale que ahora trabaje en la tele verde, pero no pensaba que se iba a tomar tan en serio lo de hacer un programa "verde".

No se vayan todavía, aún hay más...

Contacta con TELEpatético. Rellena el formulario y me llegará tu mensaje.

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *