Ads 468x60px

¿Quién es el humano y quién, el político?


Cuando un político es menos natural que un muñeco (de látex). Cuando un político es menos espontáneo que un muñeco (que sigue al pie de la letra un guión). En definitiva, cuando un político es menos humano que un muñeco, algo pasa. La visita de los dos candidatos a presidente del Gobierno (el actual presidente, Zapatero, y el líder de la oposición, Rajoy) a Cuatro ha permitido ver dos imágenes tan curiosas como éstas. Y ha dejado esta sensación tan extraña. No hablo de estar incómodo en pantalla, no. Hablo de otra cosa. De sensaciones. Y asusta. Fue ingenioso, divertido y acertado por parte de Cuatro. Los políticos, una vez más, no supieron estar a la altura. ¿Será que sus guionistas no son tan buenos como los de Cuatro? Sí, debe ser eso.

5 comentarios:

finnegan bell dijo...

yo creo que el auténtico problema es que los redactores de los partidos políticos, sobretodo en campaña, son brillantísimos... por eso, cuando los candidatos se quedan solos ante el peligro y les toca improvisar, quedan a la altura del betún.

La tele no funciona dijo...

jejeje! Yo opino lo mismo, no supieron estar a la altura, mucho más ingenisos y espontáneos los guionistas de Cuatroº.
Tele for president!! XD!!

Un saludo!

Ruth dijo...

Yo lo tengo claro. En las imágenes hay muñecos de látex y monigotes.

chicadeletras dijo...

LOs guiñoles hace tiempo que no los veo, pero cada vez más me parece que es Acebes quien imita a Bruno Oro de Polònia, y no al revés.

TELEpatético dijo...

-Finnegan Bell, pues sí, es otra forma de verlo. Pero los responsables de campaña también les podían preparar para cosas como ésta.

-La tele no funciona, los guionistas de Los guiñoles son unos genios y es difícil estar a la altura, como ha quedado claro. Pero ya no es eso, es que son los muñecos los que parecían más humanos que los políticos...

-Ruth, jajaja. Menos mal que los políticos no leen este blog. Porque... ¿no lo leen, no?

-Chica de letras, el cambio de horario y el meterlos dentro de otro programa ha complicado que muchos fieles de los Guiñoles puedan verlos con la asiduidad deseada. Y sí, muchos políticos acaban imitando a sus imitadores.

No se vayan todavía, aún hay más...

Contacta con TELEpatético. Rellena el formulario y me llegará tu mensaje.

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *