Ads 468x60px

El intruso invitado: Supercoco


El intruso invitado
Leyendas urbanas

Por Supercoco
Ganador de El Desafío 2

Hace unos días me llegó una invitación formal de TELEpatético (ni los Miami de la Obregón habrían sido tan bruscos) para que participara ya de una vez en su blog. ¿Y sobre qué escribo? ¿Sobre el nuevo programa de Patricia? No, no quiero ponerme faltón para una vez que me invitan a escribir en un blog. ¿Sobre la vuelta de María Teresa Campos a la tele? No, no quiero hacer leña del árbol caído. ¿Sobre Xq no te callas? No, porque lo mismo no llega ni al lunes. Ya está, voy a escribir sobre un tema atemporal: las leyendas urbanas televisivas.

Y es que este verano Pedro Ruiz fue invitado a ese templo del buenhacer periodístico que es La Noria, y le preguntaron sobre una leyenda urbana en la que estaban implicados él y La Oreja de Van Gogh. Por lo visto, corría el rumor (si es que los rumores tienen patas) de que en una entrevista en La noche abierta (sí, ese programa en el que en cuanto el invitado se descuidaba, zas, le preguntaba sobre su infancia con cara de circunspección) el grupo vasco había dado una respuesta tan proetarra que dejaba a De Juana Chaos a la altura, en ingenuidad, de la Bombi. Pedro lo desmintió y siguió hablando de lo vetado y perseguido que está en todas las cadenas, que es de lo que más le gusta hablar.

El otro día, en ¿Dónde estás, corazón? (sí, ese programa donde los colaboradores caen peor que cualquier entrevistado de tercera, y donde el estilista del presentador es ciego) le preguntaron a Isabel Gemio (gran comunicadora y mejor persona) si era verdad otra leyenda urbana en la que estaban implicadas ella misma e Irene Villa. La Gemio, después de hacerse de rogar (o sea, poniendo morritos, sonrisa falsa y atusándose el pelo), la confirmó. Era cierto lo que se contaba de que una vez le preguntó en directo a la víctima de ETA si le temblaban las piernas.

El vídeo guarrete de Ricky Martin

En 52 años de televisión en España ha habido tiempo de sobra para que algunos tiraran la piedra y escondieran la mano. Uno de los casos más recordados es el de Sorpresa, ¡Sorpresa!. Mucha gente aseguraba (jurando por sus hijos, si hacía falta) que había visto en acción a Ricky Martin, a la niña y al perro, pero (y aquí se desmontaba el rumor) no se ponían de acuerdo: mientras unos se inclinaban por la mermelada (se llegó a especificar hasta el sabor), otros decían que el festín había sido con Nocilla, también hubo quien optó por el foiegras (incluso los más finos hablaban de paté de foie)... en fin, todo lo untable. Y nada, de aquello nada de nada. La propia Concha Velasco tuvo que desmentir en el programa siguiente algo que nunca había existido.
.
Otra leyenda decía que Marilyn Manson (ese músico tan sencillo, que es como el marido de Alaska pintado como Ramoncín en su primera época) había sido de pequeño el amigo del protagonista de Aquellos maravillosos años. Y nada. Falso. Otra decepción. Ohhhh...

Otros presuntos bulos se han creado en función de posibles parentescos o relaciones sentimentales: Cayetana Guillén Cuervo y José María Aznar, María Escario y María Teresa Fernández de la Vega, Borrell y Ortega Cano, Sardá y Paulina Rubio, Pilar Torres (Bea, de Verano Azul) embarazada de un cámara de la serie, Eva Amaral y su entrañable madre Karmele Marchante, Leticia Sabater (al principio de su carrera) y un pez gordo de TVE...

Otras leyendas las han originado los propios televisivos, y han versado sobre enfermedades, actividades de dudosa legalidad, orientaciones sexuales varias, etc. Por ejemplo, insinuaciones como las de Jorge Javier sobre la droga que se consume en ciertos programas de La Sexta.

Sí, usaban peluquín
Pues nada, a ver si se pone de moda esto de preguntar sobre leyendas urbanas televisivas porque así saldremos de dudas sobre muchas de ellas que, francamente, nos tienen en un sinvivir. Una vez aclarado que Íñigo y Arús sí que eran calvos y llevaban peluquín (ellos mismos salieron del armario capilar) y que Sardá y el señor Casamayor eran la misma persona, aún nos quedan por despejar algunas incógnitas:

- ¿Es Anne Igartiburu, como especulan, hermafrodita?
- ¿Jordi González contrajo una grave enfermedad en Brasil y por eso tiene así la cara?
- ¿El contrato de María Teresa Campos siempre implica la contratación de Terelu en la misma cadena?
- ¿Es verdad que Ingrid Asensio consiguió su papel en Hermanos de leche por riguroso casting?
- ¿Cuántos pechos se le explotaron en pleno vuelo a Ana Obregón? ¿Uno? ¿Dos? ¿Más de dos?
- ¿Es cierto que Mercedes Milá no sólo se hace pis en la bañera?

Esperamos ansiosos las respuestas. De todos modos, seguro que hay muchas más leyendas urbanas que mi neurona, al estar en periodo post-vacacional, no recuerda. ¿Quién se anima?
.
[El intruso invitado es una sección de TELEpatético abierta a la colaboración de los lectores]

7 comentarios:

Ruth dijo...

¡¡Bienvenido Supercoco!! Un placer leerte.

A mí las leyendas televisivas que más me motivan son las que hablan de muertos muy vivos. A un presentador del tiempo de TV3 entre todos le mataron, pero no estaba muerto, que estaba de parranda.

Para leyenda la de la Obregón con el premio aquel, no recuerdo si era un Goya. Cuando salió y lo espachurró contra el suelo. Amiguetes, era cosa del guión.

Y de mi cosecha, el nuevo personaje de Diana Peñalver en "El comisario" está directamente inspirado en el de María Garralón en "Farmacia de guardia". A la Peñalver sólo le falta decir eso de "para adentro, Romerales", cambiando Romerales por Castilla.

almoraima dijo...

Hol Supercoco, qué alegría leerte ;). las leyendas televisivas tiene su punto. Pero creo que la de Ricky se lleva la palma. Cuánta gente aseguraba que la había visto. Hasta decían que se vendían copias en el mercadillo. Yo me quedé esperando una que me iban a traer de Madrid, jajaja. Y ¿cómo puedes pensar que Ingrid Asensio estaba enchufada?. Ay, Dios, qué mal pensado eres :P.

theKIKO dijo...

Buen artículo supercoco. Lo de la mermelada fué tan mítico que refleja de maravilla nuestra sociedad. Que gente te jure por lo más sagrado que ha visto algo que nunca existió, es glorioso, más cuando has estado viendo el programa (si, lo veía), y sabías que no era así, pero nada, erre que erre ellos con lo suyo.

BTW Ruth, era un TP lo que se espachurro a la futura bailarina pública.

JL dijo...

Por lo que sé, muchos profesores de Universidad hablan del caso de la Igartiburu como hermafroditismo y siempre la ponen de ejemplo.

Y Jordi Gonzáles contrajo una enfermedad en un país tropical o africano, eso es cierto también, dicho por él.

Y la Milá no sólo mea en la ducha, sino que caga en el mar. :D

TELEpatético dijo...

Bueno, aunque esto debería de responderlo Supercoco que es el artífice, ahí voy yo esperando que él se anime:

-Ruth, fue un TP lo que rompió como bien apunta TheKiko, y luego nos explicaron que el de verdad nunca se hubiera hecho añicos porque es más duro que la cabeza de la Obregón.

-Almoraima, yo también tengo amigos que juran haber visto el vídeo inexistente. Lo mejor fue ver a Concha Velasco explicando lo inexplicable y que aquello jamás había ocurrido.

-TheKiko, en el mercadillo igual se vendían pero era las de otro vídeo de un mandamás de un periódico que supuestamente iba a poner Pepe Navarro en El pelícano de Antena 3 pero como le echaron nunca lo sabremos.

-JL, qué cosas se aprenden en la universidad. Yo creo que me confundí de carrera, en Periodismo no nos enseñaban esas cosas. En cuanto a la cara de Jordi yo siempre se la he visto así, ya desde los tiempos de La palmera o el Tres por cuatro´cuando, todavía, era un presentador muy entretenido y muy digno él.



-

supercoco dijo...

Pero bueno, Ruth, ¿en serio pensabas que Ana Obregón podía haberse llevado un Goya? Espero, eso sí, que en los próximos premios nacionales de Danza se lleve el premio a la "mejor apertura de piernas" o el premio "yo no tengo abuela". Muy bueno lo de "Diana Garralón" / "María Peñalver". Por cierto, ¿seguirá la chica de hoy en día casada con aquel presentador de los informativos de Tele 5? A María Garralón la "disfrutamos" en el bodrio sobre el 2 de mayo que emite Telemadrid (ese refugio de la imparcialidad del que disfrutamos los madrileños), y al que ahora se incorpora (tachán, tachán) ¡Andoni Ferreño!.

Magdalena, digo, Almoraima (perdón por este momento Ana Toro): Ingrid Asensio era una gran actriz (qué dicción, qué soltura, qué gráciles movimientos, qué cara de sota) y jamás tuvo que ver que su padre fuera el Presidente de la cadena que la contrató. Vamos, creo yo...

Gracias TheKiko. Yo había visto el programa, pero como la insistencia de la gente era tan grande, llegué a pensar que me había dormido en algún momento de tan vasta emisión.

Jl: dime en qué universidad ponen como ejemplo de lo que sea a Anne Igartiburu, que quiero ir !!!

Telepatético: gracias por tu espacio. Nunca había tenido tantos (y tan buenos) lectores. Gracias. Gracias (sí, sí, ya lo sé, momento Enrique del Pozo, pero no he podido evitarlo)

TELEpatético dijo...

-Enrique del Pozo, digo... Supercoco. No hay de qué. Es lo que tiene ganar un concurso y no leer la letra pequeña jajaja que te ponen a currar sin sueldo en un momento. Y esto no ha hecho más que empezar...

No se vayan todavía, aún hay más...

Contacta con TELEpatético. Rellena el formulario y me llegará tu mensaje.

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *