Ads 468x60px

El Follonero le echa un cable a Berto

El Follonero le está echando un cable a Berto, su nuevo compañero de viaje en la noche de domingo. Ya saben, uno va después del otro. El primer programa de Berto tuvo un 5% de share raspado rozando el millón de espectadores (981.000 exactamente). El segundo, emitido el pasado domingo, ha bajado al 3,5% y se ha quedado en 699.000, lo que quiere decir que uno de cada tres espectadores le ha dicho ya adiós. Queda por ver cuánto aguantará La Sexta sin cambiarlo de horario o darle la patada definitiva.

El Programa de Berto ha venido precedido por una muy buena campaña publicitaria y ni así. La enorme expectativa creada se derrumbó como un castillo de naipes el mismo domingo del estreno. Es Berto, sí, pero no se comporta como el mismo Berto que vemos en Buenafuente. De hecho, tampoco parece que se lo pase tan bien como en el programa de su tito Andreu. Y no, la cosa tampoco le queda tan redonda como el verano pasado llevando las riendas del nocturno de Buenafuente. Y es que la estructura de su nuevo programa, un eterno monólogo que se alarga toda una hora intercalado por diferentes gags, no es la mejor fórmula y aún así Berto tiene buenos momentos pero no los suficientes, a la vista de los datos, para mantener a buena parte de sus fieles sin cambiar de canal.

Pero habrán reparado en el título de esta entrada. "El Follonero le echa un cable a Berto" y es que, pese a que Jordi Évole la audiencia le trata mejor, se ha notado y mucho un bajón en la fórmula empleada. Hace dos semanas se marchó a esquiar no se sabe muy bien con qué objetivo. Este domingo se fue de excursión con Labordeta. Sus bromas ya no desquician a los políticos, sus infiltrados se limitan al camarero de un bar que sirve productos de supermercado a Labordeta diciéndole que son autóctonos. Y poquito más. Que uno no sabe si ha orientado la fórmula del programa hacia el humor aligerando la crítica política o es que está preparando maldades tan grandes que necesita algo más de tiempo para que salgan redondas. O quizás es que ha querido echar un cable a su compañero de productora Berto e intenta que no se note tanto la diferencia entre uno y otro bajando el nivel. Porque sí, aunque duela decirlo porque uno es fan muy fan de Berto, su programa va justito, casi tanto como las últimas dos entregas de El Follonero. Bueno, no tanto pero casi.
[Salvados se emite los domingos a las 21.30 h. en La Sexta]
[El programa de Berto, los domingos a las 22.30 h. en La Sexta]

2 comentarios:

Ruth dijo...

Yo mantengo las esperanzas con Berto pero me choca verle haciendo gamberradas sin ton ni son. Y "Salvados" en edición mensual o con especiales puede preparase con tiempo, pero hacer una edición semanal que toque siempre las narices es demasiado ambicioso.

TELEpatético dijo...

-Ruth, pues sí. Lo Berto es un sin ton ni son, no sé muy bien por qué, con lo bien que lo resulve todo en Buenafuente. Y en cuanto a Salvados... supongo que sí, que son las consecuencias de hacer un semanal, que al final acaba notándose. Y vaya si se está notando.

No se vayan todavía, aún hay más...

Contacta con TELEpatético. Rellena el formulario y me llegará tu mensaje.

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *