Ads 468x60px

Juzgado de guardia

El juez no es juez, es abogado. Los litigantes son actores. Los presentadores son presentadora ella y sujetamicrófonos, como mucho, él. Vamos, que hay azafatas florero con más responsabilidades que el pobre Alberto Herrera. La nueva versión de Veredicto hace aguas y va perdiendo audiencia por momentos pese al empeño de sus responsables de subtitular en todo momento el caso que debaten para que la gente se sumen bien avanzado el programa. Por ejemplo, en la pausa del informativo de Cuatro. Y ni aún así. Está todo tan preparado y guionizado que hasta el público es producto de casting. Y se nota. Y así, claro, no hay forma. Porque se hace predecible y aburrido. Que para eso bien podían haber repuesto el mítico Veredicto que lanzó a la fama a Ana Rosa Quintana. Que también era medio fingido, pero con disimulo. Claro, que habría un problema. Y es descubrir que la reinona de las mañanas, esa misma que jura y perjura que no se ha operado, es hoy más joven que hace 15 años. Y claro, en lugar de una reposición parecería un viaje al futuro. Y por eso, sólo por eso, Tele 5 ha montado este tinglado consiguiendo que añoremos hasta El Euromillón.

[De buena ley se emite de lunes a viernes a las 14.30 h. en Tele 5]

No hay comentarios:

No se vayan todavía, aún hay más...

Contacta con TELEpatético. Rellena el formulario y me llegará tu mensaje.

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *