Ads 468x60px

Preparados para el impacto

¡Ya están aquí! Son los anuncios de los coleccionables en kioscos que, como los turrones en Navidad, nos avisan de que agosto está en las últimas y es tiempo de prepararnos para el otoño. Hasta hace unos años los cursos de idiomas por fascículos eran los primeros en asaltarme. Este año no. Ha sido el Titanic, el coleccionable de modelismo de la editorial Salvat, el que se asoma una y otra vez a mi televisor en una cruel metáfora de las ilusiones con las que comenzamos el nuevo curso y los muchos propósitos que nos hacemos (que luego retomaremos con el cambio del año) y cómo en poquito tiempo quedan destrozados tras chocar con el iceberg de la realidad. En el vídeo de arriba pueden ver cómo acaba la historia. En el de abajo, cómo empieza todo. A partir de ahí pónganse a cubierto, porque pronto vendrán las miniteteras de colección, las princesas de cuento o la casa gigante de muñecas enanas. Y todas saldrán a su encuentro cuando menos lo espere. Se lo aseguro. Garantía TELEpatético.

3 comentarios:

Ruth dijo...

Jajjajjjaa. Justo ayer comentábamos esto en casa. Los coleccionables son a septiembre como las uvas a Nochevieja. ¿Con qué parida absurda nos sorprenderán este año? Ardo en deseos de saberlo ;) .

Deprisa dijo...

¿Alguien ha logrado ya no sólo terminar alguna colección si no terminar alguna de estas maquetas?

TELEpatético dijo...

-Ruth, pues sí, sólo que los anuncios de turrones y juguetes son sinónimo de fiesta y los de los coleccionables... uff.

-Deprisa, algunos lo lograron sí. Y los pusieron inmediatamente en venta por internet, jajaja. Buscando el vídeo del coleccionable he encontrado a más de uno.

No se vayan todavía, aún hay más...

Contacta con TELEpatético. Rellena el formulario y me llegará tu mensaje.

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *