Ads 468x60px

I Intercambio de blogs TELEpatético (2)

[0agentvtit.JPG]
Por Álvaro Onieva - Del blog AgenTV

Lo más patético de la tele, según AgenTV

Los que me conozcan como bloguero televisivo sabrán que yo no soy de esos que critican lo que todos llaman telebasura ni me echo las manos a la cabeza cada vez que Telecinco planea un nuevo programa con testimonios, famosillos o ADN de por medio. Pero eso no quiere decir que no tenga criterio para opinar que existen cosas realmente patéticas en televisión. Así que aprovechando que estoy hoy en el blog más patético de la televisión, voy a contaros lo que “me parece Patético”, como diría Tamara/Ámbar/Yurena. Tres categorías de lo más patéticas:

1. No reconocer tu naturaleza
Si eres un friki, eres un friki; si eres un presentador de programas basura, tu programa es basuril; y si como espectador te gusta verlo, te gusta. Y no pasa nada. Lo que está feo es no reconocerlo. Mirad a Yola Berrocal, es una friki, sabe que la gente se ríe de ella, y reconoce hacer cualquier cosa por salir en un plató, ella es feliz así. Pero luego están otros personajillos que se creen ejemplo de moral y conducta, como si se dedicasen a dar charlas sobre la influencia del descubrimiento de la mosca de la fruta en el campo de la entomología. No hijo, eres un personajucho igual que Yola pero con el agravante de autoengaño.

Un paso más allá están los periodistas y presentadores. Si tú haces un programa donde la mitad de los contenidos son gritos, insultos, acusaciones infundadas, demagogia barata y sexo por la cara, amigo, no te empeñes en hacernos creer que presentas un debate serio digno de emitirse en CNN+ o en La 2. Sí, te miro a ti, Jordi González. No hay que ser hipócrita. Quizás por esto se merezca su Ondas Jorge Javier Vázquez. Él hace un tipo de televisión similar al de Jordi, pero la diferencia es que Vázquez disfruta, se divierte, no se lo toma en serio… En definitiva, es consciente de lo que es y abraza su condición de presentador telebasuril. Sin complejos.

Y luego están los espectadores. Desde los albores de la televisión, los espectadores han sentido la necesidad de avergonzarse de sus gustos e incluso ocultarlos. Antaño se decía que sólo se veían los documentales de La2, después se pasó a eso de “no veo Gran Hermano, sólo haciendo zapping”, y la última moda es autoreforzarse diciendo que tal bodrio es tu placer culpable. Esta última es la más cool de todas, claro. Pero está mal, es patético. Si un programa/serie es un placer, ¿por qué narices te vas a sentir culpable? ¡Anda ya! Si como yo prefieres ver una serie banal y divertida como Ugly Betty en lugar de una gafapastada de la HBO no te avergüences, grita a los cuatro vientos lo mucho que te entretienen las tontadas de la fea y las perrerías de de ese trio de bitches que son Wilhelmina, Marc y Amanda. Y reconoce también que veías el Tomate y te divertía como destripaban a los famosos. O que te sientes en el circo romano cada vez que un concursante de El juego de tu vida destroza su vida para finalmente no llevarse nada de dinero, ¡es divertido! Amigo, no estás solo.
.
2. Ir a remolque
La originalidad es una virtud, así que algo muy patético es ir a remolque de los demás, es decir, intentar repetir los éxitos que otros han conseguido.

Ay, Antena 3 tú de esto sabes mucho. Y es que pasen los años que pasen, a nadie se le olvidará ese atropello que fue El Bus. Da igual que la audiencia no fuese realmente mala. Da igual que no fuese una copia vuestra sino una versión hecha por la misma productora que el original. Eso la gente ni lo sabe ni le importa, a los ojos del público siempre plagiasteis vilmente Gran Hermano, y con poca gracia.

Y no quedó ahí la cosa. Óscar Martínez mediante, engendraron La vuelta al mundo en directo, siguiendo la estela de Pekín Express. Y realmente era un programa que podría haber funcionado si no lo hubiesen hecho tan rematadamente mal, aparte de no coger asesinos como concursantes. Al final ni fue en directo ni dieron la vuelta a nada. Pero aunque Antena 3 parezca la reina de esto, también a ella le copian. Que se ponen de moda los adolescentes con Física o química, pues yo me saco de la manga HKM y tú Un golpe de suerte. Y tan anchos nos quedamos.

Y no menos patéticas son estrategias para robar los éxitos de los demás a golpe de talonario, ¿verdad La que se avecina?, y más aún si los resultados son desastrosos ¿verdad Efrén?
Esto puede también extrapolarse a las personas. Si alguien tiene éxito con una forma de hablar y expresarse, con un look, o con una forma de hacer humor, le crecen clones como setas. O peor aún, se pone de moda algo y todas las famosillas a copiar. ¿Qué es lo que pega fuerte ahora? Ser maltratada, el cáncer, hacerse la despechada, tener un hijo ilegítimo de alguien... Si no he vivido eso da igual, yo me escribo mi guión y lo cuento por los platós… Originalidad, por favor, si llegas tarde ya no interesa, mona.

3. Creerse imprescindible
Y esto también es muy patético. Me creo lo más, me creo único e incomparable y si yo no trabajase en esta cadena/serie/programa se iría a pique. Pocas veces eso es verdad y muchas es sentido así por los protagonistas. ¿Verdad Mari Tere? Tú estás reinando en tu programa por años, y te acabas creyendo que Lo que InTeresa eres tú y no tu programa. Y luego pasa lo que pasa, batacazo al canto.

¿Que el programa insignia de la cadena lleva tu nombre en el título y por eso te crees lo más? Piensas que el programa sin ti no es nadie pero te vas porque tienes miras más altas. Y llega otra y escribe tu diario con mejor letra y nadie recuerda quien rubricaba antes esas páginas. Y tú te quedas con tus altas expectativas dándote calor por las noches. No olvides que hoy estás presentando la mitad de los programas de la cadena y mañana “tu familia” está contra nadie y a ti no te cuaja ningún proyecto, o peor, acabas de alcahueta de un jinete venido a menos.

En televisión es que hay mucho ego, mucho, como hemos dicho entre los presentadores, pero los actores no les van a la zaga. Abandonar una serie por creerse un divo y luego ser olvidado es muy común. Tú que te crees un actor serio te vas para hacer películas muy sesudas. Pero acabas enseñando carne tanto o más que en la serie en que salías, y para colmo, tienes que volver al redil de vez en cuando. Hoy estás una serie simplona haciendo reír y mañana te vas a las Américas. Un gran salto. Eso si hicieses algo medio decente, y no películas de aviones con serpientes o haciendo de latina salerosa.

Y muchas veces el ego es amigo de las malas decisiones. Aprovechas tu nueva fama en una serie incipiente para dar el salto a una serie mayor. Y cuál es tu sorpresa que la serie mayor se acaba y la anterior se convierte en un gran éxito, sin ti. ¿Verdad señor Michel Gurfi? Pero lo peor es creerse que puedes comportarte como una Shannen Doherty y que luego las puertas sigan abiertas. No todos tienen segundas oportunidades como El Duque, que lleva ya dos espantás de sendas series de Telecinco. El ego es muy malo y acabas en tu casa llamando a Cofidís. Patético.

Pero sin duda, muy patético es hacer durante años y años un papel cómico y chabacano por el que la gente de la calle te felicita, y luego ir de diva renegando del encasillamiento, pretendiendo dártelas de cultureta en obras de teatro y malos cameos en películas de un gran director. Sí, esto es unir el punto uno con el punto tres, extrapatético. Reconoce quién eres, querida.

Y hasta aquí mi entrada y mi aportación al intercambio de blogs. Espero que hayan disfrutado tanto como yo.
___________
HOY...
AGENTV escribe en TELEpatético
TELEpatético escribe en AGENTV.

9 comentarios:

Alejandro dijo...

Uy... tu blog da para mucho comentario pero hoy no podré desgranarlo porque en breve tengo que irme de viaje, a ver si mañana me pongo al día, sólo adelanto que me parece que estás siendo injusto y mezclando ciertas cosas, por ejemplo, creo que un actor tiene todo el derecho del mundo a dejar una serie si le apetece porque cree que ya ha cumplido su ciclo y en realidad esa me parece una decisión muy valiente porque muchos son conscientes de que se van para hacer teatro o películas infumables pero ahí está la grandeza de su profesión, encarnar diferentes papeles, no creo que nadie que ame la interpretación sea feliz jugando a ser la misma persona siempre.
Otra cosa distinta es que uno se considere imprescindible y decida pedir aumentos de sueldo injustificados, caso de Shannen.
Por último, todos tienen derecho a equivocarse en sus decisiones, sin embargo en televisión esos errores son públicos y todo el mundo opina sobre ellos sin saber la intrahistoria de ese cambio y aquí no te estoy incluyendo, que conste.
El compañero de Isa en la Bola era Gerardo Amechazurra, ilustrador :) Por cierto, cuando ella se fue de ese programa muchos la criticaron y desde luego Espejo mágico no tuvo el mismo éxito pero tuvo grandes razones para irse, es un ejemplo que ilustra lo que decía antes.
Un abrazo.

Ruth dijo...

Jajjajjjaaa. ¡¡Qué cabreoooo!! ¡¿"Gafapastadas" de la HBO?! ¡¡Que le cooooorteeeeen la cabeza!! XDD.

Entiendo qué quieres decir y estoy totalmente de acuerdo. Hay que relajarse y tomarse la tele con tranquilidad, ver lo que a uno le apetezca y aquí paz y después gloria, que cada uno se entretiene con lo que le da la gana.

TELEpatético dijo...

-Alejandro, el post al que te refieres es de AgenTV arreglad vuestras diferencias a la salida, jajaja. Es broma. Bueno, supongo que siempre es polémico que alguien se largue, sobre todo si vuelve después, como también pasa. Pero sí al final cada actor hace lo que le viene en gana. En cuanto a tu blog, a mí me gustaba mucho el Espejo mágico y creo que ahí hizo un mejor papel o por lo menos más destacado que en La bola... que se la veía como un ingrediente más entre tantos. Otro abrazo.

-Ruth, pues sí, este blog es un ejemplo de que hay muchs más cosas en la tele que las series de la HBO, jajaja. Y conste aquí que de alguna también hemos hablado, eh, y para bien.

SorenAsier dijo...

Todo sobre Pekin Express en blogpekinexpress2

Buffy dijo...

mmm... alguien puede decir a kien se refiere al final?

TELEpatético dijo...

-SorenAsier, ya que te pasas a hacer spam deja al menos un mensajito relacionado con el blog, que siempre quedas más elegante.

-Buffy, jajaja, eso debe responderlo AgenTV jejeje. Se admiten apuestas sobre quién es.

Anónimo dijo...

La última es Blanca Portillo

AgenTV dijo...

No había caído en Blanca Portillo jeje pero podría ser... Yo lo decía más por Carmen Machi. ;)

TELEpatético dijo...

-Anónimo, vaya, ya hay apuestas, jeje.

-AgenTV, ah, mira, misterio resuelto. Espero que luego no escribas esas cosas de mí, jajaja.

No se vayan todavía, aún hay más...

Contacta con TELEpatético. Rellena el formulario y me llegará tu mensaje.

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *