Ads 468x60px

Juego de trileros

¿Puede un concurso tan discreto como Justo a tiempo triunfar como dicen que triunfa en Argentina? Pues es curioso porque tras los cinco primeros programas de la semana cuesta creer que algo así pueda asentarse en la programación televisiva de España. Y no sólo por el gafe de Cuatro con sus últimos estrenos. Aunque se emitiera en cualquier otro canal no lo tendría tampoco fácil y cuesta creer que algo así pueda encontrar su hueco más allá de la programación matinal o de madrugada.
.
Y el problema no es su presentador, Iñaki López, que se desenvuelve muy bien en su estreno televisivo para toda España. Ni tampoco sus acompañantes. No, el problema es el formato y unas pruebas tan repetitivas como prescindibles y aburridas en la mayoría de los casos. Pero lo que más irrita es escuchar una y otra vez el dichoso teléfono y el número para que los espectadores manden mensajitos de móvil para luego aspirar a premios tan de andar por casa como la factura de la luz, el gas o del agua. Porque el premio gordo, el apartamento, es poco menos de imposible de conseguir porque piden no ya que el cronómetro coincida en minutos y segundos para asegurarse que el espectador ha estado viendo el programa. Además, le piden que coincida las centésimas de segundo con el suyo (que permanece oculto), cosa practicamente imposible de lograr salvo que un día estén generosos y les dé por cambiar el resultado oculto aprovechando que nadie lo puede ver.
.
De momento ha cumplido su primera semana con unos resultados de entre el 3 y el 4% de share que son muy pobres incluso para la cadena y el horario, salvo que su objetivo sea conseguir la rentabilidad del programa no tanto por la audiencia sino por la pasta que se dejan los espectadores llamando por teléfono, igualito que en los timoconcursos de madrugada. El programa podría funcionar quitando ese aire de trilero potenciado por algunos juegos (el de los platos, el de contar billetes...) y las dichosas proclamas para llamar por teléfono, pero también incorporando más juegos que permitan a los espectadores jugar desde casa, no necesariamente gastando teléfono. Si hasta la prueba final no se puede simular en casa porque dejan de enfocar el cronómetro en los últimos segundos para intentar alargar la incógnita emitiendo luego la repetición. Algo, por cierto, totalmente innecesario.
.
[Justo a tiempo se emite de lunes a viernes a las 18.45 h. en Cuatro]

2 comentarios:

Ruth dijo...

Yo creo que el concurso podría funcionar si introdujesen los cambios que dices aunque, claro, igual así sería menos rentable.

TELEpatético dijo...

-Ruth, yo lo veo como un quiero y no puedo. El presentador lo hace muy bien pero el concurso ufff es flojito en muchos de sus juegos y muy repetitivo. Y lo peor, que muchos juegos no se pueden hacer desde casa a la vez, como el minuto final, lo que resta muchísimo interés.

No se vayan todavía, aún hay más...

Contacta con TELEpatético. Rellena el formulario y me llegará tu mensaje.

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *