Ads 468x60px

Carta abierta a Víctor Sandoval

Estimado Víctor Saldoval,
hoy he visto en uno de esos programas de zapping de Tele 5 donde no se dejan de mirar el ombligo una secuencia en la que uno de tus exnovios (supongo, perdón por no conocer al muchacho) te ha llamado Telepatético a modo de insulto. Me ha hecho gracia, porque así es como se llama este blog y me ha parecido una promoción muy divertidad (y barata). Gracias.

Sin embargo, el motivo de esta carta abierta es otro. Siempre me has parecido un presentador simpático, desvergonzado y muy alegre, de los que transmite buen rollo, en especial en esos tiempos de Mamma mía o Aquí hay tomate. Ahora siento, sin embargo, que te has cargado esa imagen de tipo simpático y verte en pantalla me provoca un tic nervioso en el dedo pulgar que hace que cambie de canal en un tiempo récord. Espero que esto de mercadear con la vida propia (o imaginada) te esté saliendo rentable. Espero también que todo forme parte del numerito que parece para que luego tu y él echéis a correr y os repartáis la pasta en alguna isla paradisíaca. No es para menos.

Te estás cargando tu pasado, presente y futuro profesional en la televisión para ser uno de esos invitados insoportables que de vez en cuando invitan los programas del corazón para rellenar sus tiempos muertos a eso de las dos de la madrugada, cuando se les ha caído otro invitado. Pero supongo que te estás forrando y que algún tipo te dijo que era eso lo que la cadena necesitaba ahora de ti y que o jugabas o te te tenías que marchar. Y te has puesto a jugar.

Espero, de verdad, que consigas sobreponerte a esta extraña forma de cargarte tu carrera y que las exageraciones, bailes y gritos se traduzcan con la misma intensidad que los proclamas en miles de euros en tu cuenta bancaria. Te harán falta, porque sin darte cuenta te acabas de convertir en un juguete roto, otro más, de la tele. Antes era un profesional, con tus altibajos, como todos. Ahora has cambiado de camino y me apena como espectador que he sido de tus programas, demasiadas veces no tanto por el programa, que me aburría enseguida, sino porque tú me caías simpático. Espero que te compense. Y adiós.

TELEpatético

4 comentarios:

Victor dijo...

Gracias por el consejo. Siento haberte defraudado.

Anónimo dijo...

Víctor Saldoval es un impresentable, igual que el tonto del primer comentario, que se quiere hacer pasar por él.

Johnny dijo...

Lo que hace la pasta y alguna cadena que yo me se para potenciar las malas miserias teatreras de personajes vendidos. Lamentablemente vomitiva esta linea hacer (si se le puede llamar asi) television.

TELEpatético dijo...

-Víctor, jajajajaja.

-Anónimo, hombre, tampoco hay que insultar. Allá cada cual con la persona que elige para suplantar identidades, jajaja.

-Johny, lo triste es que la gente sigue convencida de que el gran circo de la mentira tiene un puntito de verdad. ¿No se dan cuenta de que repiten guiones y polémicas?

No se vayan todavía, aún hay más...

Contacta con TELEpatético. Rellena el formulario y me llegará tu mensaje.

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *