Ads 468x60px

Una Pantalla que se apaga






.































Vocento cierra una revista histórica dedicada durante décadas al mundo de la televisión y que se ha repartido cada semana con los principales diarios regionales y en su última etapa con el periódico ABC. Cierra Pantalla Semanal o como se la conocía hasta el cambio de nombre El Semanal TV, TV Más o Suplemento TV.

Durante años, pese a que se repartía gratuitamente fue una muy dura competencia de las revista de pago de los kioscos, como TP, Supertele o la ya difunda Tele Indiscreta. Muy buenos temas, buenos análisis, cierto tono crítico con la tele actual armaban cada semana esta revista que sin embargo un día decidió cambiar para acercarse también al mundo del cine y fue ahí donde comenzó el principio del fin. La revista se convirtió en un revoltijo de temas desordenadas donde casi nunca quedaba claro si la película era de cine o de televisión, los grandes reportajes se convirtieron en un sección de decenas de pequeñas sugerencias televisivas que parecían repetirse en cada página y además decidieron cobrarla, luego duplicar el precio, cambiar a un papel de mala calidad y encogerla a un tamaño diminuto similar al que tenía cuando comenzó en los años 80. El resultado, una revista que ya no era competitiva, tampoco innovadora y que daba la sensación de estar pagando por ella mucho más de lo que costaba y, lo que es peor, lo que ofrecía. El resultado, a la vista está: Vocento ha decidido cerrar la persiana después de reconvertir una de las mejores revistas de la tele en la peor del mercado.

El caso de Pantalla Semanal vuelve a demostrar que hay mercado para las revistas de TV cuando el producto es bueno pero que cuando la calidad palidece se acaba perdiendo al lector. De poco sirve ofrecer una revista con una parrilla de televisión tan angosta que las cuatro letras que vienen en el teletexto resultan más cómodas de leer, que los avances y tramas de películas y series apenas traen más detalle que el teletexto o que antepongan un canal, La 10 porque es el suyo, por delante incluso de TVE1 para intentar meter por los ojos a los lectores de las revista un canal que casi nadie quiere ver aun a costa de perjudicar la información de otras cadenas más importantes que los lectores sí quieren ver.

El problema, como siempre, es que detrás de todos los proyectos hay personas. Y el equipo de esta revista ha demostrado que lo ha sabido hacer muy bien durante todas las etapas, así que queda claro que el problema no han sido ellos. Desaparece una revista histórica, una de las pocas que quedaban editadas por periódicos. En un momento en el que la oferta televisiva es tan amplia que hace falta más que nunca una buena revista de televisión. con este cierre se vuelve a empequeñecer la oferta. Un pena.

No hay comentarios:

No se vayan todavía, aún hay más...

Contacta con TELEpatético. Rellena el formulario y me llegará tu mensaje.

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *