Ads 468x60px

La voz

REPETITIVO, SOBREACTUADO PERO CON AUDIENCIA


Había que estar allí y allí estuvo el 30% de la audiencia asistiendo al estreno de La voz, tras una machacona y larga promocion de medio año. Un programa previo, otro programa previo (hay que hacer tiempo para que la gente vea El tiempo de La 1 y concluya El hormiguero de Antena 3) y pasada media hora de autopromo (lo de que empezaba a las diez era un cuento chino más de Tele 5) arranca La voz. Bien, decorado rojo recordando a Cuatro, alfombra roja en el exterior para hacer el paripé de que se trata de un gran acontecimiento y mucho, mucho corta pega sin importar que brille el sol cuando entran los concursantes al plató en un programa que finge ser nocturno. Jesús Vázquez dando saltitos y relegado a psicólogo de familiares y ya.

La voz fue un programa plano, repetitivo y sobreactuado, cansinamente sobreactuado, sobre todo por parte de los Cuatro Jinetes del Apocalipsis, encargados ahora de decir quién merece cantar, con un claro intento de David Bisbal por ser el jefe de la manada, al estilo Bosé, aunque todos recordemos que sin sus rizos ni sus patadas voladoras, su voz no puede seguir el paso de Antonio Molina, como quedó patente en una actuación de La 1 que su manager debería haber hecho ya desaparecer a estas alturas de los archivos de RTVE y de internet.

Todo fue exactamente igual en La voz durante la noche, un concursante tras otro: entrada en el plató, grito de sus familiares, vuelta de sillones, terapia con Jesús Vázquez, el siguiente, hasta que alguien decidió que llegada la una de la madrugada ya era suficiente y cortó por lo sano, como La 1 corta sus culebrones, sin contemplaciones. Apenas una o dos participantes dignas de mención. Y hasta el miércoles siguiente, que seguramente comenzará a desinflarse si atenemos a los disparates sobre el programa que se leían simultaneamente en Twitter, donde quedó patente que el programa se vio pero no convenció.

No hay comentarios:

No se vayan todavía, aún hay más...

Contacta con TELEpatético. Rellena el formulario y me llegará tu mensaje.

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *