Ads 468x60px

Zapeando... en el ombligo

QUÉ GUAPOS SOMOS, QUÉ BIEN LO HACEMOS Y QUÉ MAL LOS DEMÁS


Hace años las teles montaban programas para informarnos del avance de su programación para que no nos perdiéramos los estrenos, los grandes programas o los últimos capítulos de turno. Después, entre cambio y cambio y tanta contraprogramación no se enteraban ni ellos empezaron a sobreimpresionarlo a todas horas en las esquinas o en el faldón de la pantalla interrumpiendo programas, series y películas sin respeto alguno al espectador ni a la obra. Y ahora va La Sexta y opta por montar un programa, Zapeando, para contarnos a posteriori todo lo que podíamos haber visto en Antena 3 y La Sexta, o para repetir las mejores jugadas de lo que ya hemos visto, como en los resúmenes de los partidos de fútbol.

Supuestamente iba a ser un programa para dar cuenta de lo más insólito que pasa en todas las cadenas de televisión. No es así. Es un simple mamoneo para contarnos qué bonito es todo lo que hace Atresmedia y de vez en cuando hacer algún feo a la competencia, especialmente a Tele 5. No, no pueden emitir sus vídeos, ni los de Cuatro tampoco, ni los de todo Mediaset (8 cadenas) así que como en los malos tiempos de Sé lo que hicisteis... echan mano de pantalla cara, una foto del presentador y mucho texto para simular un diálogo. Que hoy haces tú de Belén Esteban, que yo soy Jorge Javier y aquello no hay quien se lo trague.

A falta de un presentador gracioso (está Frank Blanco con ese complejo que tiene de que todos sus programas sea CQC o El Debate de Gran Hermano tengan el mismo tono) han llenado la sillas de distintos colaboradores (hoy casi todos los programas de televisión tienen complejo de tertulia de radio) que, como dicta el guion, babean con los programas de la cadena y se ríen de las desgracias ajenas... sin pensarse mucho el chiste. Todo tirando mucho de Youtube con imágenes de pésima calidad y sin sorprender ni aportar nada que no ofrecieran hace 30 años aquellos programas de autobombo (también los hubo magníficos, por cierto) que se limitaban a vender la programación de la cadena, solo que aquí lo hacen después incluso de que se haya emitido ya todo, como quien llega tarde a una fiesta y entre copa y copa un tipo, o varios, le intentan explicar lo que se ha perdido.

Efectivamente, como nos habían prometido, Zapeando no es Sé lo que hicisteis... ni siquiera el de los tiempos malos. Es muchísimo peor. Pocos programas sobre televisión me han provocado tanto aburrimiento y hartazgo. Y aunque he contado hasta 10 (y bastante más) antes de escribir esta crítica no solo no mejora es que va a peor. Claro, que igual estoy siendo muy generoso al calificar de programa esta autopromo extralarga que nos calza La Sexta mientras se preparan los de Más vale tarde, que vienen a continuación.

[Zapeando se emite de lunes a viernes a las 16.45 h. en La Sexta]

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Durante toda la semana pasada siguió apareciendo la programación de Nou. Cerraron la revista antes del jueves, y no se enteraron de lo que sucedería. Cerrarla 4-5 días antes explica que no den una en la programación. Una vez cerrada, una triste nota que indica que debido a la ley no se qué, RTVV finalizó sus emisiones el pasado día tal. Nota que aparecía en la programación del lunes 9 de diciembre. Y a otra cosa. Así va esto...

TELEpatético dijo...

-Anónimo, lo de Canal Nou ha sido un despropósito, no solo por su cierre sino también por el tratamiento informativo que le ha dado al tema las revistas de televisión. En TP ni siquiera han aprovechado que ahora tienen más sitio para remaquetar, ordenar y añadir fotos a la parrilla de las autonómicas que suman 14 páginas semanales desordenadas y sin ningún elemento gráfico en pleno siglo XXI. Muy triste.

No se vayan todavía, aún hay más...

Contacta con TELEpatético. Rellena el formulario y me llegará tu mensaje.

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *