Ads 468x60px

Cómo conocí 'Cómo conocí a vuestra madre'

...Y CÓMO CONOCÍ EN PERSONA A SU PROTA, JOSH RADNOR


POR JAVIER CHAPELA

Hoy TELEpatético recupera una sección de lujo, El intruso invitado, para dar el adiós que se merece a la serie 'Cómo conocí a vuestra madre', que esta noche se despide definitivamente en Estados Unidos. Y para ello hoy escribe en el blog Javier Chapela, que nos cuenta en esta entrada, entre otras cosas, cómo conoció la serie 'Cómo conocí a vuestra madre' y a su protagonista, Josh Radnor. Y todo de una vez, sin tenernos esperando más de 200 capítulos. Es broma. Os dejo con él.

Era el año 2007 y llevaba poco tiempo en Madrid. Había empezado a quedar con un grupo de amigos aficionados a la televisión, algunos de ellos habían participado en un famoso concurso de Cuatro, Soy el que más sabe de TV del mundo. Xiana y yo formábamos parte del grupo como fans del programa y fue ella la que nos habló de una serie que había empezado a ver, una telecomedia que seguía el espíritu de Friends y que se titulaba How I met your mother. No empecé a verla de inmediato pero no tardé demasiado. El planteamiento de la serie es interesante, un padre en el 2030 les cuenta a sus hijos cómo conoció a su madre. En estas nueve temporadas hemos visto las aventuras de Ted Mosby y de sus mejores amigos mientras buscaba a la mujer de su vida. Lo que podría ser una simple anécdota de cómo dos personas se llegan a conocer se convierte en un gran relato de todas las circunstancias que se dieron para que se pudiera producir este acontecimiento. Hemos conocido a ese pequeño grupo formado por Ted, Lily, Marshall, Robin y Barney recordando todas las historias de los años que tuvieron más contacto cuando todos vivían cerca y se reunían a tomar una cerveza en el McLarens. No todas las historias son legendarias pero cada una de esas pequeñas o grandes anécdotas son las que poco a poco han ido acercando a Ted a conocer a la que será su esposa. Recordar estas historias le hará sentirse más cerca de unos amigos con los que quizás ya no tenga tanto contacto. Y como la memoria a veces es traicionera eso puede explicar que a lo largo de la serie se den contradicciones, dobles versiones de una misma historia pero también que haya pequeños detalles que no lleven a ningún lado como el famoso incidente de la piña. Desde la primera temporada me han enganchado y aunque no siempre han sabido captar el mismo interés nunca me han defraudado y siempre he visto una evolución tanto en las tramas como en la forma que han tenido de contarlas. He sentido ganas de formar parte de esa panda de amigos y compartir tan buenos momentos con ellos. 

Con el paso del tiempo yo creé un blog de cine llamado Axiomas y pude acudir a pases de prensa. Uno de ellos era para la película Liberal Arts que dirigía, escribía y protagonizaba Josh Radnor, nuestro Ted, y la vi y aunque no tiene nada que ver con la serie ni los personajes tengan similitudes sí que hay algo que hacían que Ted y Jesse Fisher se parecieran; la capacidad de generar simpatía y quererle conocer y tenerlo de aliado. Semanas antes del estreno llegó una invitación por parte de la distribuidora para hacerle una entrevista ya que iba a venir a Madrid a presentarla. Seguramente este sea uno de los mejores momentos vividos, hasta ahora en el blog. Y aunque al final en la entrevista no le preguntamos nada de la serie y todo giró sobre su película y sobre su carrera como actor, a mí y a los compañeros que pudimos hablar con el nos quedó claro porque tiene ese encanto. Es una persona con carisma, inteligente y que tiene una gran carrera como director y como actor. Sus historias han conseguido llegarme y ver mis intereses y opiniones reflejadas. 

A falta de unas horas de que termine la serie y en Estados Unidos vean el último episodio doble me siento apenado y triste porque se va una de las mejores series que he visto. No se ha tratado de una simple serie cómica sino que nos ha mostrado la vida de unos personajes con sus alegrías y con sus tristezas y sobre todo de una forma que ha jugado en todo momento con el espectador mostrándonos aquello que querían contarnos, dosificando la información para que no supiéramos antes de tiempo todo lo que iba a pasar. Ya sabemos desde el final de la temporada anterior quién es la madre y en esta hemos ido viendo su primera cita, su primer beso y hasta el momento en el que Ted le pide matrimonio así como los distintos miembros se encuentran con la madre por primera vez. Lo que nos falta y seguramente veamos será ese primer encuentro entre los dos y quizás saber por fin por qué Ted les ha contado todo este relato a sus hijos. De lo que espero del final no son grandes sorpresas ni revelaciones inesperadas, sino que sepa transmitir todo ese humor que llevan años dando pero sabiendo emocionar. Como dijo una vez Josh Radnor en una entrevista lo importante no era saber quien era la madre sino todo el camino y las circunstancias que han llevado a estar juntos. Lo importante no es llegar al destino sino haber disfrutado del viaje y a mí sí que me ha resultado altamente gratificante. 

Una vez terminada esta historia, los creadores Carter Bays y Craig Thomas están en pleno proceso de creación de su nueva serie que tendrá el título de How I met your father. No sé que me puedo esperar de este spin-off. Se trata de una nueva historia con personajes completamente nuevos. De todos modos antes de decir un no rotundo esperaré a ver los primeros episodios a ver cómo se desarrolla y quizás consigan convencerme. En cuanto a los actores a Cobie Smulders la podemos ver en un pequeño personaje en las películas de la saga de Los Vengadores, la hemos visto en la película de Josh Whedon y también ahora con algo más de presencia en Capitán América. Espero que Neil Patrick Harris además de hacer películas tontorronas y familiares como la de los pitufos le ofrezcan mejores papeles. Lo suyo es el musical y el teatro y ha estrenado en Broadway la versión de Hedwig and the Angry Inch. Seguramente sea mucho pedir que venga a actuar a Madrid, aunque nunca perderé la esperanza. A Jason Segel me gustaría seguir viéndolo en comedias tan divertidas como hasta ahora y si están dirigidas o escritas por Judd Apatow, mejor. Alyson Hannigan, después de hacer dos personajes tan icónicos como Willow de Buffy o Lily Aldrin de How I met your mother, esperemos que si sigue en la televisión consiga otro personaje que nos haga emocionar durante muchas temporadas y si desea dar un paso más en el cine le ofrezcan papeles en películas mejores que secuelas de American Pie. Por último, Josh Radnor, espero que siga dirigiendo películas y actuando en historias propias o ajenas. 

Javier Chapela (izq.), autor de esta entrada, durante su encuentro con Josh Radnor.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Una entrada muy buena. que hay que hacer para escribir en tu weblog?

No se vayan todavía, aún hay más...

Contacta con TELEpatético. Rellena el formulario y me llegará tu mensaje.

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *