Ads 468x60px

Así fueron las Campanadas en todas las cadenas

LA CRÍTICA DE TV MÁS COMPLETA DE CÓMO SE PASÓ AL 2015 EN TV



Anne y Ramón, al centro y pa' dentro.
TVE1: DE VUELTA CON RAMONTXU SIN PERDER DE VISTA A ANNE
Un año más, la mejor retransmisión. La duda este año estaba en saber si Ramón García, el rey destronado de las campanadas, de vuelta al ruedo este año, iba a saber ocupar su lugar o iba a pelear con Anne Igartiburu por llevar la voz cantante de la retransmisión. Pues no, Ramón García estuvo educado, correcto y apoyó en todo momento a su compañera con la que repitió siete años después. Los dos supieron estar en su lugar, los dos se complementaron a la perfección y los dos ayudaron a su compañero a destacar. Pareja perfecta.

García no olvidó su capa (de hacerlo hubiera defraudado) e Igartiburu (qué bien disimula el frío) estaba espectacular con un vestido rojo (otra marca clave de la noche, sus vestidos rojos). Primero ella, después él, los dos cuentan con la mejor vista televisiva de la Puerta del Sol: terracita, en lugar de balconcito encajonado como la competencia. Pasan más frío pero su retransmisión siempre es más vistosa y hasta pudieron presumir de un guiño que les hacían desde una pancarta en un balcón vecino (Anne, este es el reloj güeno). Su guion volvió a ser el mejor, el más natural, el menos artificial y el más sentido y también su realización fue la mejor, aunque quedó forzada esa doble conexión con los presentadores de la retransmisión de las campanadas en Canarias a más de una hora del cambio de año para ellos, que solo sirvió para cortar el rollo y la intensidad del momento.

Las uvas se emitieron en HD y se grabaron en 4K (aunque García lo llamara K4) para tenerlas en el archivo en la mejor calidad. TVE aprovechó el momento de las campanadas (en respetuoso silencio por parte de los presentadores para que se escuchen bien) para sobreimpresionar en pantalla el logo de RTVE y todos sus canales de radio y televisión y dedicar un Feliz 2015 que quedó sellado con el beso de Anne y Ramón.


¿Has visto la luz? He visto una uva, pero me pagan por sobreactuar.

LA 2: TOMAR LAS UVAS A CACHITOS Y SOBREACTUADOS
La 2 de TVE volvió a ir a su bola sin conectar con La 1. Siguen creyendo ser guays por haber inventado la pólvora a estas alturas. Lo llaman Cachitos y es un refrito de viejas actuaciones de TVE en versión corta y pega. A ellos les parece la octava maravilla del mundo (es barato y rápido de hacer) y nos lo emiten todas los días que pueden y todas las Nocheviejas en versión maratón, aunque hace casi 25 años La 2 hacía ya esto mismo con un programa que se llamaba Videomix y que también frecuentaba la última noche del año.

Pero esta Nochevieja en La 2 se pasaron de frenada e hicieron un teatrillo (fingiendo el secuestro de la presentadora del programa) en el que simulaban ser gente rarita y chupiguay al estilo Leticia Sabater (aunque solo provocaban ganas de cambiar de canal y pedir a TVE que se esfuerce más para la próxima vez) y fueron ellos los encargados a medianoche y con la ayuda de un gong de contar hasta 12 mientras un tipo distinto ocupaba el primer plano de la pantalla para luego ponerse a cantar juntos "Resistiré" como si estuvieran en una película de Almodóvar. Lo único bueno del asunto es que fueron los únicos que contaron con la actuación original de Mecano Un año más (sacado de su actuación en el nocheviejuno Hola, hola 89), tema que sobrevoló toda la noche en todos los programas con mención en el especial de Cantizano, en el de Paz Padilla y omnipresente en la fachada de todas las retransmisiones de campanadas gracias al espectáculo proyectado por Coca-Cola en la Puerta del Sol de Madrid. Apenas 20 segundos para compensar los desvaríos de un programa especial que demostró que es mejor cuando se limitan a poner trozos de canciones y subtitularlas con rótulos cañeros o divertidos.


Presentadores oxidados dando paso a vídeo y paso a vídeo, que diría la Montero.

ANTENA 3: UVAS QUE REPITEN
Si la programación de Nochevieja se redujo, ya es tradición en la cadena, a una sucesión de vídeos repetidos en versión corta-pega, las campanadas siguieron el mismo sistema. La excusa era el 25 aniversario de Antena 3 y la función de Carlos Sobera y Anna Simón se limitó a dar paso hasta a cinco vídeos distintos a lo largo de la retransmisión sobre las campanadas de años anteriores en Antena 3. ¿Adivinan? En ninguno apareció ni por un segundo Ramón García, pese a que las ha dado dos veces en esta cadena. Al final, lo que era un espacio en directo para dar la bienvenida al año dejó una desagradable sensación de amargor, de atracón de uvas caducadas porque todo era dar paso una y otra vez a uvas viejas y enlatadas en plan corta y pega, que siempre gusta recordar antes o después de las campanadas, pero no durante la retransmisión y menos si el especial acaba convertido en uno de esos programas para dar paso a vídeos enlatados, que es lo que se quedó este.

Al final, entre tanto vídeo, el reloj les atropelló las explicaciones y simultanearon las explicaciones con el momento real. Lamentablemente, durante las campanadas no callaron. Ella contando campanadas (ya se veía el número en pantalla) y él soltando gracietas con la boca llena dejando ver después que le faltaban tres uvas por tomar. Y no, no se les ocurrió decir que era en homenaje a la cadena, Antena 3. Oportunidad perdida, como toda la retransmisión que por cierto contó con un molesta autopromo sobreimpresionada en la esquina superior derecha de la pantalla para recordar el estreno de la película Karate Kid. Surrealista.

El último anuncio del año fue de Lays y el primero de Aquarius, brindaron con Estrella Galicia y recomendaron el seguro médico Sanitas.

Vamos a indigestar la cena a estos señores que nos están viendo...
CUATRO Y TELECINCO: UN MONDONGO SOBREACTUADO Y MUY LARGO
Fue un año más una retransmisión forzada, sobreactuada y solo apta para fans de la serie en cuestión. Los actores de Chiringuito de Pepe (Jesús Bonilla, El Langui, Adrián Rodríguez y Dafne Fernández) con la sonada ausencia de  Santi Millán que dejó un vídeo enlatado para que no se notara tanto (ya explicó que estaría en un lugar paradisíaco cambiando de año) hicieron lo que pudieron para seguir dentro de sus papeles sacados del contexto de la serie y llevados al tinglado de la Puerta del Sol y para tapar su ausencia (ellos debían ser el coro y él el la voz cantante, pero no pudo ser) se llevaron un inmenso croquetón de gomaespuma (lo llamaron mondongo) para vestir la cosa pretendidamente de graciosa, aunque resultara de lo más indigesto verlo después de la comilona nocturna propia de la noche. Y como todo era de mentirijilla también lo fueron los buenos deseos propios de estos tinglados ("Ojalá consigamos una estrella Michelin, deseaban de mentirijillas para su restaurante de mentirijillas).

Aprovechando el contexto de la ficción entre tanto chiste de manual sí hubo frases de recuerdo bien reales para los encarcelados Ortega Cano e Isabel Pantoja, menciones a la corrupción (somos el país más rico del mundo, se volatizan billetes y nunca se acaban) o denuncias para el IVA cultural del 21% (no nos llega ni para el catering). Aunque fue especialmente extraño verles hacer publirreportajes como el de las virtudes del seguro privado Sanitas, que quedaron más naturales en otras cadenas (caso de Antena 3) mientras que aquí uno no sabía uno si debía tomárselo en serio viniendo la recomendación de quien venía.

La retransmisión, denominadas para la ocasión 12 uvas y un croquetón (aunque ellos pusieran en el plato solo once uvas más el mencionado croquetón) se hizo larga, tanto que al final cuando salió todo el equipo a celebrar que se iban a su casa (¿Cuánta gente necesita Tele 5 para hacer una retransmisión de este tipo?) hasta se escuchó la voz de El Langui diciendo eso de "¿No estamos fueras, sí, no?, porque ni él podía creerse que aún no cortaran. El corte vino, en las largas pausas publicitarias, con mucho autobombo de Tele 5 a cuenta de su liderazgo y el anuncio de nuevas series, películas y programas para el nuevo año. Justo lo que todo el mundo esperaba que hiciera Antena 3 a cuenta de su inminente 25 aniversario y que se limitó a dar la tabarra en las uvas pero ni sacó una triste promo especial para celebrarlo. Por cierto, Tele 5 fue el único canal privado que sobreimpresionó el momento de las uvas con publicidad, esta vez los comeuvas no fueron de MasterCard sino de Coca-Cola, mientras que Antena 3 y La Sexta dejaron la pantalla sin anuncios, algo nada habitual.

El último anuncio del año fue de Coca-Cola y el primero de Aquarius, brindaron con Estrella Galicia y recomendaron Sanitas.

Cristina Pedroche a punto de provocar un atragantamiento colectivo de uvas.
LA SEXTA: PEDROCHE ENSEÑA LAS BRAGAS 
La cadena verde se puso más verde que nunca. Cristina Pedroche se ha pasado el año jugando a ser chica objeto y mostrar su encantos, que si se levanta la falda, que si a veces no lleva bragas como le dijo a Buenafuente, que si le mojan las tetas o que si hace un streptease para levantar las audiencias (y seguro que otras cosas) del fallido Los viernes al show. Y claro, en las campanadas no podía ser menos y quiso facilitar las cosas a los espectadores dejándoles las bocas bien abiertas para facilitarles la ingesta de uvas que llegaba a continuación ¿y como? Pues con una pregunta pactada. Frank Blanco, que estaba allí aunque nadie le mirara, preguntó si llevaba ropa interior roja. Y fue entonces cuando ella apartó a un lado todo lo que ocultara las transparencias y dejó a las claras, por delante y por detrás, que su ropa interior era negra. Concretamente, un tanga negro espectacular que si lo lleva a mostrar durante las campanadas y no antes más de uno muere por atragantamiento de uva.

Antes ya había intentado sorprender calzando una zapatilla deportiva y un zapato de tacón a la vez por aquello de decir que es una deportista que ha corrido la San Silvestre (eso que nos ha contado tantas veces Anne Igartiburu) después tiraron de tópicos, ejercicios gimnásticos y clases de inglés para matar el tiempo con un guion tan antinatural (con mucho tópico sexual) que en cuanto se bloqueaba uno y no sabía darle la frase al otro la cosa se paraba en seco hasta recuperar el hilo por el pinganillo, aunque luego nos mintieran diciendo que se les había pasado volando. Lo que sí dejaron claro es que en estos momentos de duda, al igual que a sus compañeros de Antena 3, se les alargó la cosa y cuando iban a explicar el tópico de los cuartos y lo del carillón, el reloj de la Puerta del Sol no les esperó y se puso a lo suyo. Aun así salieron bien del apuro. Eso sí, no callaron en toda la retransmisión porque como su hermana Antena 3 aquí fue Frank Blanco quien se dedicó a contar campanadas mientras Pedroche callaba supuestamente para tomarse las uvas.

El último anuncio del año fue de Coca-Cola, el primero de Aquarius y brindaron con Estrella Galicia.

------------------
 ASÍ FUERON LAS CAMPANADAS DE OTROS AÑOS
-Así fueron las Campanadas en todas las cadenas para pasar a 2014
-Así fueron las Campanadas en todas las cadenas para pasar a 2013
-Así fueron las Campanadas en todas las cadenas para pasar a 2012

-Así fueron las Campanadas en todas las cadenas para pasar a 2010
-Así fueron las Campanadas en todas las cadenas para pasar a 2009
-Así fueron las Campanadas en todas las cadenas para pasar a 2008
-Así fueron las Campanadas en todas las cadenas para pasar a 2007

2 comentarios:

Alain dijo...

Pudiendo elegir entre la capa de la 1, los cachitos de la 2 y las bragas de la Sexta, no me entra en la cabeza cómo alguien puede elegir la croqueta de Telecirco para acabar el año.

TELEpatético dijo...

-Alain, Tele 5 tiene una buena estrategia pone a cuantos más presentadores mejor en sus campanadas para que lo tengan que ver sus familiares y amigos y así subir un poquito su mala audiencia. Si no eres amigo o familiar de esa gente sí que es raro que te quedes a verlas.

No se vayan todavía, aún hay más...

Contacta con TELEpatético. Rellena el formulario y me llegará tu mensaje.

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *