Ads 468x60px

TP deja a sus lectores sin la programación de 3 días

POR PRIMERA VEZ DESDE EL AÑO 1966, QUE COMENZÓ A EDITARSE

ACTUALIZADO CON LA RESPUESTA DE TP AL FINAL DE LA CARTA

CARTA ABIERTA A LA REVISTA TP

El viernes 9 de enero, el sábado 10 de enero y el domingo 11 de enero de 2015 no dan nada en la tele. En ningún canal. O esa es al menos la interpretación que ha hecho la revista Teleprograma que ha decidido dejar voluntariamente (no se trata de un error de edición) a sus lectores sin las parrillas televisivas de esos tres días. Es la primera vez que sucede. Desde su nacimiento, en el ya lejano año 1966, la revista TP ha acercado a sus lectores, con mayor o peor atino, la programación que las cadenas de televisión han ofrecido cada día del año, incluso cuando la revista decidió esquivar la contraprogramación pasando a dar la parrilla de sábado a viernes o cuando retorno después a la semana habitual de lunes a domingo. Nunca dejó sin dar la parrilla de los canales. Pero esta semana ha ocurrido algo increíble y toda una falta de consideración a sus lectores. TP se alinea con sus detractores y se ha empeñado en demostrar que es del todo prescindible y que no pasa nada porque sus lectores, incluso pagando, no puedan consultar la programación de televisión de esos tres días. ¿Tienen metido el enemigo en casa?

Sorprende porque hasta los periódicos en las fechas puntuales en las que no salen al kiosco (Navidad, Nochevieja o Viernes Santo) aun sin ser medios especializados en televisión se esfuerzan por dar la parrilla de televisión de los dos días (el que les toca y el que no salen a los kioscos) para que sus lectores no se queden sin saber lo que dará la tele. Y sin embargo, TP que sí es un medio especializado en televisión ha decidido sin dar explicaciones comerse esos tres días en lugar de hacer una revista especial con más días de parrilla para volverse a ajustarse al calendario de lunes a domingo, como ya hiciera años atrás.

Da la sensación de que alguien en esa revista está empeñado en tirarse piedras no ya a su tejado sino directamente a sus cabezas. Es triste que la revista decana de televisión en este país esté tan descuidada y empeñada en cerrar. ¿Por qué hacen tan mal las cosas? ¿Es dejadez, es incompetencia, qué es y por qué este desinterés por el medio que les da, les ha dado y debería darle muchos años más de comer? Ahí siguen los desaparecidos TP de Oro años después, pese a que su directora asegurara en declaraciones a Efe que no habían desaparecido, que solo se habían pospuesto escasos meses, pero lo de que una revista de televisión haga desaparecer tres días como si nunca existieron es algo tan surrealista que solo una mente empeñada en cerrar la publicación puede idear.

De igual manera, la revista Supertele, realizada por el mismo equipo y editada por la misma publicación, ha decidido no ofrecer esta semana a sus lectores la parrilla del viernes 9 de enero al volver a retomar la semana habitual de sábado a viernes. Aquí la pérdida se reduce a uno en lugar de a tres días, lo que deja más claro su nulo interés por hacer hueco a esas pocas páginas más (quitándolas de otras secciones) para dar cabida a la programación de ese día.

Pagar 1,50 euros de la revista Supertele y 1,20 euros de la revista TP por semana no sirve para tener la programación completa porque meten lo que les parece bien porque ni siquiera han ajustado las parrillas a los contenidos de los canales, pero ahora encima ni siquiera se molestan en incluir todos los días del calendario. Surrealista y peligroso.

Y ESTO ES LO QUE NOS HA RESPONDIDO LA REVISTA TP A TRAVÉS DE FACEBOOK


    • Teleprograma.tv Sentimos las molestias que haya podido provocar pero desde la revista consideramos que era la mejor opción: por las fechas de distribución y los días en que los kioskos estaban cerrados en Navidad, era la única manera de ofrecer los mejores reportajes de actualidad

  • Y esta es la respuesta dada por este blog que no ha tenido ya contestación:


    • Tele Patético Gracias por la respuesta. No se trata de esos números, sino el de esta semana en el que deberían haber recuperado los tres días omitidos y no lo han hecho. En su momento, cuando TP varió la semana televisiva no dejó a los lectores sin esos días como tampoco los periódicos que salen a diario dejan a sus lectores sin la programación televisiva cuando no salen en Navidad o Año Nuevo, al revés duplican las páginas, y TP sí lo ha hecho, ha decidido que tres días del calendario no existían. Algo así en una revista especializada en TV es grave y muy arriesgado.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo también lo he observado. Pensé que con la excusa de las fiestas, habían cambiado los días definitivamente, y ahora cuando la compraramos el viernes vendría ya la programación del mismo viernes y el fin de semana inmediato, lo que supondría atinar con más contenidos de la programación al cerrarse la revista con más proximidad a la programación que publican daría tiempo a que se enteren de más cambios de última hora.

Pero no. Ellos asumen que la gente las compra o por tradición o por pena, pero no por consultar la programación, que es, o debería ser el contenido estrella de la revista. No en vano, es lo que ocupa más páginas en la revista. Y aun así se comen tres días si hace falta.

Es la peor etapa de la revista, contando con que no sea la última. Porque no creo que esto sólo lo hayamos observado cuatro gatos.

TELEpatético dijo...

-Anónimo, veo que también te has fijado. Es surrealista que una revista haya cometido ese salto temporal y además de forma voluntaria y temerosa. Nunca habían hecho algo así, otra muestra del descuido y la despreocupación que llevan sobre la revista y la poca atención a los lectores que la compran. La revista merece ser impulsada y reanimada, es hora de que entre en el siglo XXI y va con retraso.

No se vayan todavía, aún hay más...

Contacta con TELEpatético. Rellena el formulario y me llegará tu mensaje.

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *