Ads 468x60px

Preuvas para canales pequeños

NEOX RETOMA LA TRADICIÓN Y DIVINITY LE HACE LA COMPETENCIA


¿Una tradición es una tradición si solo se hace tres veces y luego se cancela pero más tarde se intenta retomar? El año pasado no hubo preuvas de Neox. Esta vez han rectificado y hasta les ha salido competencia en Mediaset, especialistas en clonar a su manera todo lo que hagan enAtresmedia. Tocaba celebrar el décimo aniversario de Neox, da igual que fuera antes, y decidieron retomarlo con forma de "la mayor besada de la historia de la televisión" mientras en Divinity invitaban a sus seguidores a vestir de rosa.


Al final se resolvió todo en modo plano corto. Ni fueron tantos los que se besaron ni los que vistieron de rosa. Pero da igual, la tele es la tele y siempre tiene el plan be de dejarlo todo amañado por si acaso.  Esta vez estuvieron por allí Ana Morgade, Miki Nadal y el omnipresente Mario Vaquerizo (megáfono en mano, por si no gritaba ya demasiado él solito) desde el balcón de la Puerta del Sol y Damián Molla (El hormiguero) arbitrando los amañados besos de todo tipo menos espontáneos. A falta de gominolas, decidieron que la nueva tradición es zamparse unos bichejos a ritmo de campanada, que en casa supongo habría que improvisar buscando cucarachas. Y al final lo cerraron con otro beso fingido, el muerdo entre Vaquerizo y Nadal, aunque para evitar dudas el segundo se quitó al instante el mal sabor llamando a su mujer para darle el único beso de verdad de toda la noche.

Mientras, en Divinity no se complicaron ni la mitad con un especial Cazamariposas presentado por Nando Escribano y Nuria Martín acompañados del overbooking habitual que tanto gusta en Mediaset una pandilla de frikis, fauna habitual del espacio según dijeron, que hizo buena la propuesta de Atresmedia más por falta de méritos ajenos que por los propios. La cosa aquí se llamó Cazando al 2016 y la cosa quedó tan fría como puede quedar cualquier conexión con la Puerta del Sol de Madrid cuando tienes montada la fiesta en Barcelona y ni siquiera has mandado allí a nadie a retransmitirlas. Aquí tampoco se tomaron uvas sino palomitas teñidas de rosa y brindaron con zumo de pomelo después de dar paso a vídeos y más vídeos de relleno sobre la movida del corazón telecinquero (lo que pasa en Tele 5 se queda en Tele 5, o por extensión en Mediaset). Y fue precisamente esa la sensación que transmitieron: la de una fiesta particular de unos tipos viendo desde Barcelona las campanadas de Madrid por televisión y que incomprensiblemente salieron por televisión para que los demás los viéramos también. Un rollazo, sí, pero su rollazo, el de unos tipos que bailoteaban en pantalla aunque al instante descubriéramos que ni sonaba la música. Más diversión impostada.

[Las preuvas se emitieron la noche del 30 de diciembre en Neox y Divinity]

No hay comentarios:

No se vayan todavía, aún hay más...

Contacta con TELEpatético. Rellena el formulario y me llegará tu mensaje.

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *