Ads 468x60px

Sobre Eurovisión y Barei

PORQUE MÁS VALE TARDE...


Sorprende esa pataleta que han cogido algunos con la (esperada y evidente) mala posición en la que quedó Barei en Eurovisión. Las encuestas de la prensa allí desplazada ya vaticinaron el desastre y solo fue necesario ver la actuación para confirmarlo. La canción era mala. La puesta en escena era mala. La fingida caída no provocaba ninguna reacción más allá de la indiferencia y la pena por no ser capaces de pensar un efecto mejor. La pantalla partida tan setentera, que también algún otro grupo utilizó, era un viaje atrás en el tiempo sin posibilidad de vuelta frente a los grandes despliegues de la escenografía de otras actuaciones que, era evidente, quedaron mejor. El festival estuvo bien. Sobró la pasarela de modelos para lucir banderitas en ropa interior que recordó negativamente a las de José Luis Moreno, la actuación de Justin Timberlake se quiso parecer al descanso de la Superbowl y pareció un postizo allí metida y la organización utilizó mejores actuaciones y más sorprendente (caso de la canción ganadora el año pasado con los peques en el escenario, el baile de los robots o el homenaje a los refugiados) en las semifinales que en la final. Y hasta los chistes suecos en vídeo sobraron. El espectacular (y costoso) escenario ayudó a que la cosa acabara con nota pero sin alcanzar el sobresaliente. Y finalmente, las nuevas votaciones fueron un lento y agónico desastre para no llegar a ninguna parte porque ya no aporta nada tragarse el carrusel de países votando, con ver los últimos votos en el que quitaron a Australia una victoria que parecía segura es suficiente. Una fórmula ideal para favorecer el pucherazo y que no mejora la anterior. Si quieren que la puntuación esté reñida hasta el final que lleven mejores canciones pero estos nuevos votos a destajo solo sirven para sospechar y mal de su intención. A ver si el año que viene lo arreglan. Y a ver si el año que viene España, tan comprensiva con cambiar de idioma, manda de una vez una canción en catalán, en gallego o en euskera, que esas sí son sus lenguas oficiales.

Barei y sus fantasmas, ¿con un corte de mangas a medio hacer?


3 comentarios:

Anónimo dijo...

El último egm para tp y supertele ha sido nefasto. Y siguen erre que erre sin remodelar su absurda estrategia de publicar las revistas con tal antelación que es imposible dar una a derechas en las parrillas de programación. Que sigan, que van muy bien...

Alain dijo...

¡Que tienes esto abandonadito, Telepatético! Así no puede ser, te vamos a tener que mandar deberes para las vacas, un par de entraditas al menos, enga...

TELEpatético dijo...

-Anónimo. Me temo que necesitan darle una vuelta a las revistas para mejorarlas, innovar, hay mil cosas que se pueden hacer y no están haciendo.

-Alain, tienes toda la razón. A la orden.

No se vayan todavía, aún hay más...

Contacta con TELEpatético. Rellena el formulario y me llegará tu mensaje.

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *