Ads 468x60px

TP se dispara en un pie

La revista TP se ha disparado esta semana en un pie. Apenas un año después de que subiera su precio, esta semana lo acaba de volver a hacer. La pequeña revista de televisión cuesta ya la barbaridad de 1,60 euros (más que un periódico, más que muchas revistas de mayor tamaño), que la deja en serias dificultades para competir con cualquier otra publicación del kiosco. Todo un disparo en el pie con la pistola bien cargada que le va a dificultar aún más correr para ganar lectores y que debería preocupar a sus responsables y trabajadores tanto como a sus compradores más fieles, esos de los que cada vez van quedando menos.

Sí, ya sabemos que corren malos tiempos para la revista de papel (no para todas, ojo), pero subir y subir el precio sin ampliar ni mejorar los contenidos para paliar la falta de anunciantes confiando en que los incondicionales sigan ahí es una estrategia muy pobre. Para recuperar anunciantes necesitas ganar audiencia y para ganar audiencia necesitas mejorar el producto. Hacer una revista popular sobre televisión con un precio de revista de lujo que además en un 95% está hecha con la parrilla, las entrevistas y los reportajes (pero más cortos) que dos días antes ha publicado la revista Supertele no parece una oferta muy amplia para el precio que se cobra. Al contrario, parece pensado para que  el lector se decante por la otra revista, de la misma editorial o directamente deje de comprar las dos.

Además, TP ha subido de precio solo unas semanas después de que elimine de sus páginas el escaso espacio dedicado a la programación al único canal nacional que les daba a tiempo los títulos de las películas, que ni siquiera reseñaban con un pequeño argumento o crítica, para sustituirlo por un absurdo listado de canales de los que tampoco ofrecen la parrilla. ¿Entonces para qué sirve esa lista... para quitar espacio con unos textos fijos que se repiten siete veces cada número y trabajar menos? Es muy fácil echar la culpa de todos sus males a la contraprogramación y a que las cadenas no ofrecen a tiempo su programación mientras se toman decisiones tan disparatadas.

Y si TP se ha disparado en el pie, Supertele ha decidido hacerse el harakiri al subir su precio a 1,90 euros, también apenas un año después de que ya incrementara su precio, lo que la convierte en una publicación aún más cara que las revistas del corazón de los miércoles (1,80 euros) y se queda fuera de la realidad del mercado.

Si uno fuera mal pensado pensaría que esto de subir el precio sin parar de 20 en 20 céntimos de euro al año ya saben sus responsables que no lleva a nada bueno. No al menos si a cambio no se innova, no se mejora el producto y no se ofrece nada, simplemente nada, a cambio del importante incremento de precio y la brutal competencia que existe en internet. ¿Cuál es su plan para que el lector de revistas de televisión regrese, seguir incrementando el precio 20 céntimos de euro al año? No parece muy buen plan.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Parece que la única idea es ganar lo mismo con menos lectores. Si bajan más de lectores subirán más el precio, pero no tomarán medidas para frenar la sangría de lectores. Ya se sabe, la culpa es toda de la contraprogramación, pero seguir cerrando la revista tropecientos días antes como en tiempos de cuando estaban solo La 1 y La 2... Eso no tiene la culpa, ¿no? El primer número a este precio tiene muchos más fallos en los primetime que muchos de los últimos que han publicado. ¡Menuda justificación de la subida de precio! Si al menos ofrecieran la programación de sábado a viernes, pero publicándose los viernes como ahora, lo mismo sabrían algunas de las películas que se emiten el fin de semana. Pero creo que es más cómodo poner "cine", "cine" y "cine", y ahorrarse de buscar información de tropecientas películas. Tal vez por ahí vayan los tiros en la eliminación de la parrilla de Paramount Channel. Eso sí, si de la editorial les piden cuentas, la culpa es solo de la contraprogramación.

Esta es una larga agonía que desembocará en lo que no nos gustaría, pero tal vez a ellos sí, porque busquen dedicarse a otras publicaciones que les llenen más, tipo corazón o algo así.

Alain dijo...

Quiero pensar que sigues fiel a TP por puro romanticismo Telepatético, porque vamos, menudo timo de revista se mire por donde se mire...

Anónimo dijo...

Yo el primer día que me la traje por 1,60 ya la dejé de comprar. Con esta van dos semanas que no la compro. Ni el mayor romanticismo justifica mal gastar el dinero de esa manera.

TELEpatético dijo...

-Anónimo, pues ya saben lo que pasó con Tele Indiscreta y su deriva hacia el corazón.
-Alain, o por puro telepatetismo, yo qué sé. Pero me alimenta mucho la sección de La cagaste... y eso que no meto ni un 5%.
-Anónimo, temo que no serás el único, es un precio fuera de la realidad del mercado y parece que sea eso lo que buscan.

No se vayan todavía, aún hay más...

Contacta con TELEpatético. Rellena el formulario y me llegará tu mensaje.

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *