Ads 468x60px

Felicidades, Manel Navarro

Eurovisión. La final







Felicidades a Manel Navarro, el representante español de Eurovisión. Fue el único artista capaz de predecir en directo los puntos que iba a obtener de toda Europa y hasta lo marcó con sus deditos: 5 puntitos en números romanos, Qué listo él. Felicidades también a él por ser fiel a sus principios. Se puso gallito cuando ganó ser el elegido haciendo un corte de mangas al público que mostraba su malestar con gritos de tongo y se puso gallito (de otra manera más cantarina) cuando perdió al quedar el último (qué otra cosa sino) el sábado en Eurovisión. Justicia poética, lo llaman algunos. Karma lo llaman otros. Un festival que le quedaba enorme, en cualquier caso. 

O Xavi Martínez y Virginia Díaz, los superlistos locutores que le impusieron a la elección del público, no tienen ni idea de música o los 41 jurados profesionales de 41 países distintos no han comprendido el concepto rompedor de llevar a Eurovisión un tipo y una canción más propia de ser interpretada durante la fiesta de fin de curso del colegio que ante una audiencia de 200 millones de personas.

Felicidades a Manel Navarro porque ya no se tendrá que rapar el pelo, como había prometido si quedaba primero mientras la gente que estaba a su lado reprimía las carcajadas. Felicidades a Manel Navarro porque ha quedado en la posición más baja de toda la historia de España en Eurovisión. Felicidades a Manel Navarro por convertirse en un chiste que ha provocado más risas que el mismísimo Chikilicuatre pero con la mitad de audiencia y menos, muchísimos menos, votos. 

España acudió a Eurovisión en plan cateto, con una pésima canción y peor cantante y una puesta en escena, contratada a un tipo que dicen es muy listo y sabe mucho de esto, que rellenó las pantallas de tópicos absurdos y tablitas de surf que aparecían y desaparecían en una muy currada animación digna del powerpoint con el que Manel Navarro se presentó en TVE para ser elegido. Ha mantenido su esencia. Entonces él dedicó a todos un corte de mangas, los europeos ahora se lo han devuelto a él, pero multiplicado por 200 millones hundiéndole en el último puesto. Felicidades, Manel Navarro porque has obtenido lo que merecías en este festival, que no es poco premio.

[Eurovisión se emitió el sábado por la noche en La 1]

No hay comentarios:

No se vayan todavía, aún hay más...

Contacta con TELEpatético. Rellena el formulario y me llegará tu mensaje.

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *