Ads 468x60px

TVE le quita el romanticismo a Eurovisión

Segunda semifinal. Sin pedida de boda por ir a publicidad









TVE lo ha vuelto a hacer. El canal público sin anuncios, o eso dicen, interrumpió la segunda semifinal de Eurovisión para irse a publicidad. Sus espectadores pudieron ver otro montón de anuncios promocionales de relleno pero se quedaron sin ver la pedida de matrimonio que le hizo, por sorpresa y en directo, su novio a Jana Burceska, la cantante de Macedonia. Ya en la final del año pasado les ocurrió lo mismo y dejaron a los espectadores sin ver el divertido intervalo, una muy aplaudida actuación en la que parodiaron algunos de los momentos más célebres de la historia de Eurovisión. 

Al margen de la enésima (y me temo que no última) metedura de pata de TVE, la segunda semifinal cumplió con el trámite con toques folclóricos y sin grandes momentos más allá de la actuación de algunos países. Lamentablemente son pocos los que saben ya qué hacer con semejante pantallón y este año mucho, demasiados, han recurrido a la solución facilona de que se vea en ellos a sus intérpretes a tamaño gigante. Pero hubo un par de actuaciones muy trabajadas y sorprendentes y un jugoso adelanto de la actuación francesa del sábado también con espectacular puesta en escena con un París nocturno de fondo a toda velocidad. A todo esto, fue paradójico que siendo el francés la segunda lengua en la que hablan en Eurovisión tuvieran que entrevistar en inglés a su cantante.

Tras la segunda entrega me siguen asaltando dos dudas. ¿Qué le pasa al realizador? y dos, ¿no podría disimular un poquito José María Iñígo de que no le apetece nada que le pongan a su lado a Julia Varela? 

[Eurovisión se emite el martes y jueves en La 2 y el sábado en La 1]

No hay comentarios:

No se vayan todavía, aún hay más...

Contacta con TELEpatético. Rellena el formulario y me llegará tu mensaje.

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *