Ads 468x60px

Y Mercedes Milá volvió a sonreír

MI RESUMEN DE 'GRAN HERMANO REVOLUTION'


Yo lo cogí con interés, pero fue ver a Jorge Javier dando paso otra vez a los mismos vídeos de los 100 aspirantes que ya había ofrecido el día anterior. Fue verle ponerse a leer. Y se me acabó el espíritu granhermanero. No me creo a este señor. En Sálvame sí, en Supervivientes también, pero en Gran Hermano no. Nada. Y llegué a ver hasta que cogieron a los dos primeros concursantes de ese patio de luces que daba escalofríos por todo lo que representa. Parecía que jugaban a aquel Uno contra 100 (Antena 3) donde hacían el mismo juego con los focos, pero con ellos sentados. Y apagué la tele. No, no me marché a Masterchef. No me gusta ver los programas empezados y ya lo veré otro día. Ahora entiendo el nuevo logo de GH con el ojo tachado: es que en realidad ya no hay nada que ver por allí. Por cierto, la cabecera muy pobre, la música ni se han molestado en versionarla, el plató idéntico al anterior con muy pequeños cambios. De revolución, nada. Anoche, Mercedes Milá volvió a sonreír. 

No hay comentarios:

No se vayan todavía, aún hay más...

Contacta con TELEpatético. Rellena el formulario y me llegará tu mensaje.

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *